Edel Juárez: No habría que dejar de moldear las nubes,

vista desde mi casa

No habría que dejar de moldear las nubes,
de pintar con gises el camino hasta mi casa
no debes olvidar que con crallones de colores una pared siempre dejara de ser un obstáculo.
Yo no he perdido mi block de cuadros grandes y azules
y desde que volví a los patines no hay distancias insalvables.
A diario el chocolate con leche,
la ropa por toda la casa,
el regreso obligado a las jugueterías
donde por un tiempo no paré.
Solo recuperando el territorio peleando sin tregua contra la madures
puede uno esperar que el silencio no llegue.

Edel Juárez
Publicar un comentario