Angel para un final


Cuentan que cuando un silencio aparecía entre dos,
era que pasaba un ángel que les robaba la voz.
Las cosas dieron un giro siniestro ahora todo se iba ligando. Y es que a veces el silencio es la peor mentira.


Ahora comprendo que fue lo mejor como si un Ángel me hubiera guiado para darme cuenta, para salvarme de las tinieblas y la oscuridad.

Todo empezó en la sorpresa,
en un encuentro casual,
pero la noche es traviesa
cuando se teje el azar.

No duele ahora tanto duele un poco menos. Me queda esperar que el tiempo haga lo suyo, al igual que construyo una relación debo dejar que el mismo se encargue de ir quitando uno a uno los vínculos afectivos. Solo el tiempo, el viento.


Aprendo a esperar respiro” no tengo prisa por encontrar a alguien que me llene se que llegará y voy a ser paciente.

Hora comprendo
cuál era el ángel
que entre nosotros pasó.
Era el más terrible,
el implacable,
el más feroz





Ahora comprendo en total
este silencio mortal.
Ángel que pasa,
besa y te abraza,
ángel para un final.
Publicar un comentario