Alejandro Filio: Te quiero tanto


Las mañanas frías me han sorprendido últimamente, me levanto muy aprisa porque ya es tarde y tengo que apresurarme; rápido, ponte los pantalones, una camisa, ve al baño, lávate la cara, los dientes, péinate, regresa al cuarto y ponte zapatos chales ya son 7:10. Ponte el suéter, una chamarra que hace frio, recorcholis son 7:19, tiende la cama, saca al gato…

Pero dentro de esa conmoción diaria esta tu recuerdo, tu presencia que sin estar me da calor. Pienso en ti y sonrió como si me contara un chiste que jamás me había contado.

Salgo corriendo y me subo al transporte que como es costumbre va repleto. Ya en el trayecto pienso en ti: pienso en lo maravilloso sería estar junto a ti en el día a día y mis pensamientos me llevan hasta donde estas. Te veo también corriendo para llegar temprano, pensando en los pendientes del día. Miras tu celular para darte cuenta que ya es muy tarde y enseguida planeas la ruta, imaginas que calle estará menos saturada…

De repente interrumpo mis pensamientos y mi nube imaginaria se desvanece; ya estoy por bajar.

Y así comienza mi día pensando en ti y aumentando este amor por ti.

Un par de alas: Fran Reca

Hay veces en que el camino del otro es distinto al de uno, la otra persona esta lista para volar y tu te encuentras en un estado de confort, no deseas caminar, correr o volar simplemente disfrutar lo que encuentras a tu paso o quizá ya alcanzaste tus metas y por el momento no deseas volar. Pero la otra persona ya esta lista quiere salir, desarrollarse, volar para alcanzar eso que tanto anhela y por lo que ha luchado. No es que el cariño se halla esfumado, ni que otra persona este en medio; simplemente esta lista para volar. Puede que decidas seguirla desde donde tu estas pero cada vez que vuela más alto sus brazos luchan para continuar agarrados pero inevitablemente llegara el día en que estén tan separados que no se podrá más; tendrán que soltarse para que cada uno continúe con su proceso.
Puedes disgustarte con la vida entera, pero el proceso así es. El crecimiento personal es eso: personal, individual, no en grupo… Puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tú… Pero es importante que estés consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.
Uno puede hacer dos cosas: volar también para alcanzarla y estar juntos o esperar a que regrese; a que alcance sus sueños y regrese a ti. 

 Esta canción más o menos trata de lo mismo de cuando una relación se desgasta y alguien tiene que partir muy a pesar de que el amor es mutuo pero pienso que la rutina lo va desgastando. Pero a pesar de todo quieres que regrese...





Dime amor por qué esta cárcel tiene abiertas las ventanas
y sólo hay un par de alas para compartir los dos.

Y si vuelas tú, aquí quedo yo,
y si vuelo yo aquí te quedas tú.

Y te pido amor, y te ruego amor...
que vueles y regreses cuando el viento y tú seáis uno
y me enseñes a volar.
Y si amas más el vuelo,
quédate en el cielo que ya aprenderé a volar.

Y no sé si estoy despierto,
y no sé si estoy dormido,
sólo sé que sigo vivo por si piensas en volver.

Y sólo quiero abrazarte y sólo quiero besarte
Y empaparte de preguntas sin pronunciar un "porqué".

Texto: La escalera.