Nosotros empezamos por matarnos...

Otro excelente chorema de Edel Juárez, de su nuevo disco "Ceremonias del interior". Se desprende Homenaje a la locura una co autoria de Edel J y Raúl Ornelas.


En su programa de radio "Cenizas del miércoles", Edel hablo de como la compusieron y se refiera a Raúl Ornelas como un tipo dedicado y que va a lo que va ya que el día que se presento Edel en su casa para componer inmediatamente se sentaron a componer; siendo que Edel acostumbraba junto con unos tragos sentarse y al cabo de algún rato ya salia algo.


Por cierto el programa de Edel Juarez es los miércoles transmitido por USTREAM.


Nosotros empezamos por la carne,
sin rozar la poesía con incómodos silencios...
Sin enternecer el día, sin vendernos como ingenuos.
Nosotros empezamos por el hambre
Nosotros que no fuimos sino extraños,
dos errores que se cruzan,
Que se muerden en los labios soledades
que se juntan sin perder el daño...
Nosotros...
Nosotros empezamos por matarnos...




Con tu bolso en la cocina
Una “estela” de recuerdos
Una dulce adrenalina
De un pasado que volvió

Tropezaron mis reflejos
Me esquivaron los espejos
El instinto se fue lejos
Y olvide la precaución

Y te vi decir “Te Quiero”
Y me vi llamarte mía
Sin saber que me perdía
En ceremonias de interior

Y la cama se nos hizo
La antesala al paraíso
Un derroche de egoísmo
Dejó a un lado el corazón

Que homenaje a la locura
Qué victoria del deseo
Que batalla tan gloriosa
Siendo solamente dos

Un encuentro inesperado
Un desfase en la rutina
Un zarpazo del pasado
Y el cinismo de los dos

Tropezaron mis reflejos
Me esquivaron los espejos
El instinto se fue lejos
Y olvide la precaución

Y te vi decir “Te Quiero”
Y me vi llamarte mía
Sin saber que me perdía
En ceremonias de interior

Y la cama se nos hizo
La antesala al paraíso
Un derroche de egoísmo
Dejó a un lado el corazón

Que homenaje a la locura
Qué victoria del deseo
Que batalla tan gloriosa
Siendo solamente dos

Y la cama se nos hizo
La antesala al paraíso
Un derroche de egoísmo
Dejó a un lado el corazón

Que homenaje a la locura
Qué victoria del deseo
Que batalla tan gloriosa
Siendo solamente dos 

Siendo solamente dos
Publicar un comentario