Luego después de todo siempre brilla el sol.

Estaba dispuesto a olvidarme de todo. Me ocupe y no me dí cuenta del paso de los días.

Pero hasta hace unos días todo se derrumbo cuando el olvido abrió sus puertas y me lanzo los recuerdos como caballos salvajes que nos patean el alma. Me quede tumbado recordando los buenos momentos juntos y a una ola de recuerdos le siguió otra y otra y otras mas...

Me enfureció saberte feliz o que continuaras con tu vida tan normal. Hoy nuevamente todos esos sentimientos surgieron y me dije: -¿Oye que es eso? Mi siguiente pregunta fue: ¿Tu le desearías el mal a la persona que fue tan especial (es especial)? -Claro que no,- me dije a mi mismo. 

Me sacudí los malos pensamientos y te dije: -que seas muy feliz, de todo corazón lo deseo- Se que quizá no nos volvamos a ver, que nuestras vidas siguen rumbos diferentes y no parecen juntarse. 
Que la felicidad te alcance en todos los aspectos de la vida; te lo digo por si esta distancia se prolonga. Me gustaría gritar que te quiero que lo hago desde que te conocí, que no he dejarlo de hacerlo. 

Lo que fue tan hermoso que no caiga al olvido. No Sales de mi vida. 
Las personas especiales no se van: se quedan en tu corazón.
Y yo te llevo bien amarrada :) (Esto no es una despedida, sino un: "NOS VEMOS PRONTO")



Ya vendrá el tiempo y su largo velo de olvido que amaina todos los dolores y aún así...recordaras. 
A veces hay que pararse bajo la lluvia, 
Pero de todos es comenzar otra vez 
Consiste solo en continuar. 
Luego después de todo siempre brilla el sol.
Fernando Delgadillo 

Publicar un comentario