Una huella de amor: Edgar Oceransky y Marilyn Chagoya






Hoy digo basta a ese gran dolor que me nublaba la vista,
basta el sufrimiento que aprendí a necesitar y hasta querer,
ya no me hace falta más tu acoso ni tu intimidación,
he vencido la tristeza que me causabas por dentro.
Que me desangraba lentamente,
hoy vi la luz, hoy descubrí quien soy,
hoy entendí que definitivamente el tiempo me hizo fuerte,
  aprendía quererme, aprendí a disfrutar el amanecer
volví, volví a nacer.

Se que la vida ha dejado una huella en ti
se que también te has cansado de no hallar a donde ir
se que la visa es muy cruel, se que la gente también
pero yo quiero dejar mi calor en tu piel.

Y una huella de amor en ti,
con mis manos, con un beso,
una huella de amor en ti,
liberar tu voz del cuello.

Y gritarle al mundo entero,
que no piensas ni un minuto más sufrir.

Se que has querido vengarte o desaparecer
se que también te han marcado más el alma que la piel
se que la visa es muy cruel, se que la gente también
pero yo quiero dejar mi calor en tu piel.

Y una huella de amor en ti,
con mis manos, con un beso,
una huella de amor en ti,
liberar tu voz del cuello.

Y gritarle al mundo entero,
que no piensas ni un minuto más sufrir, sufrir.

Y una huella de amor en ti,
con mis manos, con un beso,
una huella de amor en ti,
liberar tu voz del cuello.

Levantar tu vista al cielo, y gritarle al mundo entero,
que no piensas ni un minuto más sufrir, sufrir.

No, no, no
ni un minuto más sufrir,
no, una huella de amor en ti,
ni un minuto más sufrir, no, no, no.

(Hablando) Hoy he entendido,
hoy he crecido,
hoy digo basta
no más bullyng.
Publicar un comentario