Es hora de Hablar

Es difícil hablar y reconocer que la estoy cagando,que la insatisfacción me rebasa y esta por encima de mis triunfos, que el descanso me cansa asi como ociosidad pero sólo aveces me gustaría dormir por horas en las tardes y no saber que es lo que pasa afuera, la inactividad me estropea mis pensamientos conduciendolos a la estúpida reflexión: desenterrando el pasado.
La gente y su vida me importa poco ya ni hablar con mis amigos me importa.

Ha cambiado el año y lo único que he cambiado es mi personalidad: se va oscureciendo cada día. He olvidado como automotivarme y hasta me arta toda esa filosofía motivadora.











Es hora de hablar
de la quimera de otra vida
de lo que no supimos expresar
del trapecio que ante la nada oscila
de tragedias y triunfos que duran un segundo
de alterar el destino
y de la fábrica de hielo del olvido.

Es hora de hablar
de las cosas rotas que no puedo arreglar
de que este humor no tiene que ver contigo
que hace tiempo que nada acabar consigo
que el fama es el opio del triunfador
y más vale suerte que talento
y me basta este momento como una revelación.

Es hora de hablar
de las voces de los hombres y su engaño
de la verdad como forma de violencia
del dolor y de la inocencia
del infinito entre tus brazos
y de los límites de mi cuerpo
y el regateo de mi ficción pura ficción.

Es hora de hablar
de la culpa y la madre del castigo
de hacerse viejo entre tus enemigos
del lento proceso de derrumbe
y que nunca hablamos de lo que hay que hablar
de secuencias de presagios que se cumplen
y que quiero hacer muchas cosas por ti
las más posibles
las más posibles
las más posibles
las más posibles
las mas posibles

Es hora de hablar
de la quimera de otra vida

Actualización:
Que estupideces escribo, solo un mal momento.
Publicar un comentario